Quitar el pañal puede ser fácil: Cómo ayudar a tu hijo a ir solo al baño

Cómo enseñar a los niños a ir solos al baño

Vuestro pequeño se está haciendo mayor y uno de los primeros pasos en la evolución de su independencia es quitar el pañal para que empiece a ir solo al baño. Al principio es una absoluta odisea, pero al final, todos acabamos aprendiéndolo 😉 Cada niño es un mundo y puede aprender a un ritmo diferente a otros, nunca hay que desesperarse y crear traumas. Por ello, los papás y mamás tienen aquí una labor muy importante para este gran escalón en la educación infantil.

La mayoría de los niños ofrecen señales de estar preparados para ir hacer pipí o caca solos entre los 24 y 30 meses de edad. Antes de los dos años, la mayoría de los niños no cuentan con la capacidad física para controlar sus evacuaciones.

Desde la escuela infantil Micos, te ofrecemos algunos trucos que seguro que te serán de gran utilidad.

Consejos para quitar el pañal del bebé

  • Enséñale de qué forma se puede implicar en todo el proceso. Es positivo que le dejes coger el orinal y que pueda él mismo tirar el pis al wc y limpiar el orinal.
  • Normalmente, los retretes están a una altura a la que no pueden llegar los niños, por lo que dificulta que puedan usarlo. Compra un pequeño escalón para conseguir que lleguen sin problemas.
  • Si el niño quiere acompañarte al baño y se lo permites, satisfará su curiosidad y verá todo el proceso como algo natural.
  • Contarles cuentos sobre quitar el pañal o jugar a que los muñecos hacen pis en el orinal hará que el niño piense y aclare conceptos relacionados, además te dará la oportunidad de ver cómo está viviendo la experiencia a través del juego.
  • Es muy complicado que te pida ir al baño al principio, puesto que muchos niños no lo aprenden hasta un tiempo después de empezar a ir al baño solos. Deben saber que es preferible ir a hacer pipí o caca antes que aguantarse. Muchas veces, caerá en la tentación de quedarse jugando en vez de ir al baño. Cuando ya controle el proceso, asegúrate de que esté “listo” en momentos clave del día, como antes de salir de casa.
  • En el caso de los chicos, deja que hagan pipí sentados en vez de levantados. Así le ayudarás a hacer caca si lo necesita en ese momento. Cuando ya sepa ir al baño y controle el pis, ya podrá hacerlo de pie, enseñándole a bajarse el pantalón y subir la tapa. Al principio deberás estar a su lado para evitar que se moje.
  • Cuando llegue el día en que consiga hacer pis o caca en el orinal o el retrete, haz que se sienta orgulloso por hacer “cosas de mayores”, pero tampoco lo alabes en exceso, debe comprender que es un proceso habitual y natural.
  • Aunque veas que se no se ha podido aguantar y se hace pis o caca encima, no conseguirás nada interrumpiéndolo, es mejor que dejes que acabe y seguidamente lo cambies.
  • Los papeles húmedos son muy recomendables para cuando ya saben limpiarse. Pero controla la cantidad que utilizan, a veces creen que nunca es suficiente 😉

Esperamos que te hayan sido de ayuda estos trucos, ¡mucho ánimo!

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado.